Buscar este blog

martes, 28 de junio de 2016

martes, 14 de junio de 2016

"Carta abierta" al Arzobispo de Madrid                                        Don Carlos Osoro Sierra

Madrid 30 de marzo de 2016

Estimado Señor Arzobispo Don Carlos Osoro Sierra:

Ha transcurrido año y medio desde su nombramiento como obispo de nuestra Diócesis. Los miembros del Foro “Curas de Madrid”, que lo recibimos con alegría y esperanza, dedicamos nuestra Asamblea del pasado 17 de febrero a reflexionar sobre la evolución de la Diócesis en estos últimos meses. Queríamos poner en común nuestras opiniones en torno a qué aspectos de la misma nos parecen positivos, cuáles nos generan dudas sobre su razón de ser o sobre su conveniencia, y cuáles están debilitando nuestras esperanzas de que vayan a producirse los cambios que a nuestro juicio la Diócesis necesita.

Deseábamos y creíamos que sería posible hablar con Vd. personalmente de todo esto. En varias ocasiones se lo hemos solicitado. Llegamos incluso a tener fijada fecha y hora para el encuentro. Finalmente desde su Secretaría se nos comunicó que era preciso suspenderlo porque su agenda se había complicado. Se nos dijo asimismo que cuando hubiera un hueco libre en ella para resituarlo nos avisarían, porque de momento estaba muy llena. Ante esta situación, hemos decidido hacerle llegar, de todos modos, nuestras opiniones, aunque esta vez no en privado sino mediante una Carta abierta, pues creemos que puede ser conveniente que nuestro análisis sea conocido por la opinión pública. Proviene de un grupo de sacerdotes repleto de experiencia pastoral y de muchos y reiterados esfuerzos por renovar la Iglesia aplicando y desarrollando las directrices del Concilio Vaticano II.

miércoles, 8 de junio de 2016

Foro de curas de Madrid. 2016


¿Por qué el Foro de curas de Madrid?


Porque, sintiéndonos miembros del pueblo de Dios, y participantes de su común tarea evangelizadora, desde nuestra responsabilidad específica, pretendemos: 
•  Reivindicar y seguir apoyando el derecho y el deber de los laicos a una participación activa y corresponsable en la Iglesia. 
•  Promover el trabajo en red y la coordinación con otras plataformas de laicos ya existentes. 
•  Ser un espacio de encuentro fraterno entre curas, de apoyo mutuo, de reflexión compartida y compromiso eficaz. 
•  Analizar y profundizar con libertad la realidad social y eclesial que estamos viviendo y que constituye el marco de nuestro trabajo pastoral. 
•  Hacer una lectura del Evangelio y de la presencia eclesial desde la problemática de la gente con la que convivimos, especialmente desde la solidaridad con los más pobres y excluidos. 
•  Conseguir que la diversidad y los espacios de diálogo abierto entre distintas visiones y proyectos se vayan haciendo presentes en la Iglesia. 
•  Contrarrestar la tendencia al autoritarismo en las relaciones eclesiales, comenzando por nuestra propia manera de ejercer la autoridad. Y denunciar las estructuras y prácticas del poder eclesial que no se correspondan con las orientaciones evangélicas. 
•  Decir “nuestra palabra” públicamente ante situaciones eclesiales y sociales que consideremos importantes. 
•  Ejercer, en actuaciones conjuntas, la dimensión de solidaridad y servicio de la Iglesia ante situaciones que lo estén exigiendo.